3 mar. 2010

Intento de censura

El director de ARENA responde a los ataques que el documental ha sufrido en la Cámara Alta

El film de temática taurina, de producción hispano-austriaca, se estrena el próximo 5 de marzo en Austria

Madrid, 3 de marzo de 2010.- El director austriaco Günter Schwaiger autor del largometraje ARENA estrenado en España el pasado 26 de febrero– ha dirigido hoy una carta abierta al senador de Esquerra Unida i Alternativa, Joan Josep Nuet, miembro de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA). El senador del grupo Entesa Catalana de Progrés elevó una pregunta en la sesión del 25 de febrero de la Cámara Alta sobre la coproducción del documental de temática taurina ARENA por parte de Televisión Española (TVE). El film, que ya ha sido visto por un gran número de espectadores durante su primer fin de semana en cartel, llegará este viernes 5 de marzo a las pantallas austriacas.

En su carta, el cineasta interroga: “Senador Joan Josep Nuet, ¿cómo es posible que un miembro de un partido que siempre ha destacado por la lucha de la defensa de la libertad de expresión, ahora intente cortar dicha libertad cuestionando que la televisión pública española pueda coproducir una película sobre la tauromaquia en España? Una cinta que no sólo ha recibido apoyo de TVE, sino que también ha sido apoyada por el Ministerio de Cultura de Austria y la televisión pública de este país ORF, poco sospechosos de ser protaurinos, afirma Schwaiger sobre el film, que a lo largo del mes marzo se proyectará en más de diez ciudades españolas.

“El senador Joan Josep Nuet exige una respuesta al Gobierno un día antes del estreno de la cinta en España el pasado 26 de febrero. Por tanto, no ha tenido la oportunidad de ver el film, en el que los grupos antitaurinos y asociaciones de defensa de los animales también tienen voz”, subraya el cineasta. “Sería bueno que, además de ver el documental, el senador concediera ese mismo derecho a expresarse a cualquier artista que se acerca a un tema aunque no sea de su agrado, así como la cinta se lo otorga a los contrarios al mundo taurino”.

Durante su intervención en el Senado, Nuet solicitó que se hicieran públicos los costes de producción de esta película, el motivo de la aparición del logotipo de TVE en el material promocional y los criterios que RTVE ha seguido para decidir apoyar esta temática. En este sentido el senador catalán manifestó que ‘no es comprensible’ que el ente público haya apostado por esta producción, si ha cesado toda retransmisión de festejos taurinos. En referencia a esta petición, en su carta Schwaiger también pregunta “¿No es TVE la televisión de todos los españoles y por ende también de los que quieren ver una película sobre este tema?.

En defensa de la libertad de expresión
En su escrito el director del film apela al derecho a la libertad de expresión como una de las máximas de las sociedades modernas: “¿Qué tipo de sociedad pretende construir cuando quiere limitar el derecho de un director a expresarse libremente sobre un tema que, le guste o no, interesa a mucha gente dentro y fuera de España?”.

“En el pasado muchos creadores españoles tuvieron que irse del país para trabajar con libertad fuera de sus fronteras. No creo que el senador pretenda que hoy, en pleno siglo XXI, se repita dicha situación. La voluntad de defender los derechos de animales no puede en ningún caso dar el derecho a abrir la oscura puerta de la censura que tantas veces ha perseguido al arte sin, en ningún caso, poder callarlo”, reclama el director.

Günter Schwaiger (Neumarkt-Salzburg/Austria, 1965), director, productor y guionista de Arena, está afincado en España desde hace años, donde desarrolla su labor cinematográfica. Entre otros trabajos ha dirigido el documental Santa Cruz por ejemplo centrado en la memoria histórica y las víctimas del franquismo, así como el reconocido documental El Paraíso de Hafner galardonado en la 52º SEMINCI con el primer premio en la sección Tiempo de Historia’. Reflexivo y valiente, el cine de Günter Schwaiger aborda la naturaleza humana con todas sus incongruencias, así como la soledad y la incomunicación en una sociedad enajena